domingo, 1 de abril de 2012

Santa Teresa experimentada con chicarrones...

“Las mujeres no necesitan estudiar a los hombres, porque los adivinan” Santa Teresa de Jesús.


Por aquel tiempo la neurona única se enaltecía en corrillos de txikiteros y bebedores de cervezas. Las risotadas resonaban. De fondo el rumoroso comentarista de futbol dando los grititos acostumbrados. Se presentía, que entre chicarrones del Norte, una vez más volverían a casa sin comerse una rosca.


Tras consulta entre los consejeros de la asamblea de barrigones bebedores de cervezas, apoyan al mantecoso y graciosito oficial, encargándole una vez más la gestión de aproximación del grupo al sexo débil.


… cumpliendo su cometido se acerca a la mesa, con su estudiado paso decidido pero en el fondo inexperto y acomplejado. Ellas están sentadas alrededor de una mesa redonda hablando de sus cosas. Entonces el pregunta a la chica que está más cerca: ¿Estudias o trabajas? - pregunta el graciosito, la caña de cerveza medio vacía ligeramente ladeada hacia la izquierda apoyada en parte sobre la barriga. De fondo risotadas, alardes de “bocatubos” acomplejados entre amigotes.


Ella le mira y en su silencio transmite… otro gilipollas y su cuadrilla.


... y es que la historia se repite y me pregunto si Santa Teresa, mujer viajada, acostumbrada a las bebidas espirituosas y de visiones imaginarias, fue de pintxo-pote.

1 comentario:

  1. Seguramente, fue, sólo que no lo ha contado en sus libros.

    ResponderEliminar

Seguidores