lunes, 10 de septiembre de 2012

Conjuros a media vida... o más

"Pues, básicamente, así es como me parece la vida: llena de soledad, miseria, sufrimiento, tristeza, y , sin embargo, se acaba demasiado deprisa." WOODY ALLEN. Annie Hall.

Me niego a darle la razón al triste de Woody Allen y habiendo pasado el meridiano de la vida y a punto de certificar otros 365 días vividos, me propongo renovar mi certificado de felicidad que en su día recibí entre las llamaradas de una queimada, espantando las "meigas" con éstas palabras.

"Buhos, lechuzas, sapos y brujas.
Demonios, trasgos y diablos,
espíritus de los nebulosos valles.
Cuervos, salamandras y hechizeras (*):
hechizos de las curanderas.
Podridas tallos agujereados,
hogar de los gusanos y alimañas.
Fuego de las Santas Compañas,
mal de ojo, negros hechizos,
olor de los muertos, truenos y rayos.
Aullido del perro, pregón de la muerte;
hocico del sátiro y pie del conejo.
Pecadora lengua de la mala mujer casada con un hombre viejo.

Infierno de Satán y Belcebú,
fuego de los cadáveres ardientes,
cuerpos mutilados de los indecentes,
pedos de los infernales culos,
mugido de la mar embravecida.
Vientre inútil de la mujer soltera,
maullar de los gatos que andan en celo,
greña sucia de la cabra mal parida.

Con este cazo levantaré las llamas de este fuego que se asemeja al del infierno,
y huirán las brujas a caballo de sus escobas,
yéndose a bañar en la playa de las arenas gordas..."


Tras unos sorbos al brebaje caliente, lo siento bajar por mi garganta y sintiendome elevado entre las nubes, me propongo romper la soledad en compañía, la miseria entre los afortunados, la tristeza entre los felices... en lo posible a disfrutar de la vida... esperando que cuando supere el dolor de cabeza que se aproxima sepa llevarlo a la realidad.

(*) ¿Existen hechizos permanentes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores