jueves, 16 de enero de 2014

Para ir a la cama, solo me ponía "cinco gotitas de Chanel"

Si, solo me ponía las ya tradicionales "cinco gotitas de Chanel" para meterme en la cama, pero eso fue cuando eramos novios y de recién casados fuimos a vivir a aquella casa tan fría y destartalada. Fue durante el primer invierno cuando me compré el pijama de felpa que tan buen resultado me está dando, es de una felpa tan buena que todavía lo uso durante el invierno. Lo de dormir con los calcetines de lana gorda, ha sido mas reciente, mas o menos desde hace unos ocho años, pero es que tengo los pies muy fríos. En cuanto llego a casa me pongo el pijama, que aunque tiene alguna pelotilla por su uso, calienta igual que nuevo. Luego me pongo el complemento imprescindible, el jersey gordo de lana tan suave, aunque tiene ya unos cuantos zurcidos. Los patucos, que no falten. Se que no me hace muy atractiva, pero es como estoy cómoda en casa, en "mi casa".

Hoy como cada quince días ha venido mi "ex" a recoger los niños a casa, le acompañaba la pija de su novia, que va siempre tan vestidíta, con las uñas arregladas de no mover un dedo en casa, pero ya se le ve, que por mucho que se vista, por mucha lencería de diseño, por mucho saltito de cama, por mucho pantaloncito "marcando", se ve que no es una cría... ¿A quien quiere engañar? solo al tonto de Alberto, a mi no, que todo el mundo sabe "Que aunque la mona se vista de seda..."

9 comentarios:

  1. Bueno, bueno. No olvides que una gotita de chanel hace más que dos pijamas de felpa. Los hombres funcionan así; el deseo les entra por los ojos...la novia de tu ex se disfraza de joven, pero... tú no deberías disfrazarte de mayor...

    Saludito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La falta de ilusión, no tiene que ver con la edad. Voto por las gotitas de Chanel.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Jajajaja!
    ¡Vaya con la señora! con el uniforme "antilujuria" que se metía en la cama, no me extraña que se separaran, sólo le faltaba el casco no creo que se gustase ni a ella misma , pasó desde cero a infinito.
    Pienso que esta situación también puede pasar a la inversa ¿no crees? y me parecería igual de incomprensible.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que pasa tambien a los hombres y el abandono es incomprensible.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Ayyyyyyyyyy ese glamour que no falte!!! me ha gustado mucho!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, que no falte el glamour, ni siquiera en casa.

      Eliminar
  4. jajajajaja lamadrequelaparió sólo le faltó decir: pero ya valgo más!
    Espero que su ex no la dejara sólo por eso, vamos que si no le gustaba el pijamita y los calcetinitos ya se lo podía haber dicho. No, seguramente aparte de eso sería insoportable. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente tienes razón. Eso lo dejo para que cada lo reflexione.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Pobre Alberto, qué pena me da. Voy a proponerle que vuelva contigo y disfrute tu pijama de felpa. En todo caso, para que la pija no sufra, ya la consuelo yo.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar

Seguidores